El ValenciaCF gana en Mestalla al Athletic Club

El ValenciaCF gana en Mestalla al Athletic Club

El Valencia CF acabó la séptima jornada de LaLiga en una ilusionante y merecida tercera posición en la tabla después de imponerse al Athletic Club por 3-2, en un trepidante y emocionante encuentro en el que demostró su competitividad, su capacidad de lucha y entrega, su calidad y, sobre todo, su seguridad en los momentos importantes. Los goles de Zaza y Rodrigo, en momentos de forma impresionantes, y Parejo de penalti colocan a los de Mestalla, que siguen invictos, en una posición inmejorable antes del próximo parón por los compromisos internacionales.

Y es que, los de Marcelino afrontaban este partido conscientes de la importancia de seguir sumando de tres en tres puntos para mantenerse arriba, aumentar todavía más la confianza en sus fuerzas y, sobre todo, atraer más el ánimo y cariño de una afición que partido a partido se está enganchando al conjunto de Mestalla. Y lo hizo

El arranque fue espeso, con imprecisiones, con poco control. De ahí que un error en el pase le permitió a Susaeta recogerlo para chutar raso y probar la agilidad de Neto, quien desvió el balón a córner. Todo se ajustaba más a errores del contrario que aciertos propios. Eso sí, el Athletic empezó con más claridad de ideas y se acercaba más al área local. El Valencia CF trataba de encontrar su sitio y su momento, y con el paso de los minutos lo iba logrando. Así en el minuto 22 un disparo de Gayá con la derecha fue atajada en dos veces por el meta visitante en la primera ocasión clara.

Un aviso que fue suficiente para encender los ánimos blanquinegros que continuaron con un despeje de Núñez a remate de Guedes que no fue gol por poco. Y no hay dos sin tres y Zaza, ese artillero en racha, sacó de su chistera un gran desmarque para recibir un caramelo de Gayá para batir a Arrizabalaga de un zapatazo imponente. 1-0, quinto tanto del transalpino en las tres últimas jornadas y, sorprendentemente, el seleccionador lo ha olvidado para la última convocatoria de la ‘azzurra’.

El vendaval valencianista era espectacular. El Athletic se empequeñecía por segundos y los de Mestalla se estimulaban aún más. Y así una escapada de Rodrigo acabó en penalti por claro derribo del meta. Parejo, con la tranquilidad de siempre, mimó el balón, lo colocó en el punto de los once metros y batió a Kepa con un lanzamiento potente y alto. Era el 2-0 con poco más de media hora de juego y recital de fútbol blanquinegro. Si a esa fuerza atacante se une la seguridad atrás, el resultado es perfecto. Neto voló para rechazar un cabezazo de Vesga y mantener el marco imbatido. Y mientras, la afición volcada y entusiasmada con el juego, en especial, por la actitud y mentalidad ganadora de sus jugadores.

Por ese motivo el partido había dejado de existir para un Athletic que ya no lo tenía nada claro y que no sabía cómo morder a su presa que estaba desatada por el campo. Así con el 2-0 acabó una primera mitad de menos a más del Valencia CF que se fue creciendo hasta noquear a su enemigo que apenas podía mostrar sus cualidades.

Tras el descanso y, como era de esperar, el Athletic dio un paso adelante en busca de reducir diferencias en el marcador. Aduriz, al filo de la hora, quiso poner emoción al choque al marcar con habilidad a Neto tras pinchar un balón y disparar al otro lado del meta brasileño. Era el 2-1 con tiempo aún por delante. Sin embargo, este Valencia CF no pierde la cara y sigue y sigue. En un largo centro de Montoya apareció el más listo de la clase, Rodrigo, para hacer el tercero de cabeza al adelantarse al meta. El internacional español, de esa forma, quiso demostrarle a Julen Lopetegui que su convocatoria con la Absoluta estaba más que justifica. Lo celebró con cuerpo y alma y no era para menos, ya que es su cuarto tanto en siete jornadas y todos ellos de forma consecutiva. Mejor imposible.

Pero el Athletic no quiso quedarse al margen y Raúl García, en el minuto 76, acortó distancias con un testarazo desde cerca. Otra vez tocaba no perder la concentración. El propio Raúl García tuvo el empate, pero una milagrosa pierna de Neto lo evitó. El partido estaba muy intenso y muy emocionante. Laporte, para dar más aliciente aún, cabeceó al larguero.

El Valencia CF trataba de mantener su renta y no sin esfuerzo, mucha lucha y muchas tablas lo logró. Al final, una gran victoria ante un rival que peleó, pero que se encontró con la fortaleza mental de los de Mestalla.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados.